Aquella excursión

Ayer mientras miraba unos papeles encontré un trabajo de plástica que hice el año pasado entonces recordé aquella excursión de plástica que tanto me gusto con aquel profesor.

Aquel profesor era el que fue mi profesor de plástica durante dos años, ya por el mero echo de dar plástica me caía bien, ya que plástica a sido siempre mi asignatura favorita, la única en la que conseguí destacar, yo a este hombre le tenia cariño y me gusta pensar que el ami también, recuerdo que me decía que tenia que ir a la escuela de artes y reiteradas veces me pregunto que donde iba a estudiar bellas artes en Madrid o Cuenca yo le respondía con un “no lo se” ya que nunca tuve valor de decirle que aunque me gustaría mas que nada mi destino era otro, mi padre se niega en rotundo a que estudie algo así y tendré que hacer magisterio o alguna mierda por el estilo pero el no lo sabrá .
A veces pienso que en algún día festivo podría ir a verle a mi antiguo instituto, pero de esto ya hace un año, tengo miedo de ir y que no se acuerde de mi nombre.

En aquella excursión íbamos al museo del Prado y al Reina Sofía.
Primero fuimos al Reina Sofia y nos llevaron a ver el guernica aquel cuadro enorme un tanto feo pero que te hacia pensar sobre el sufrimiento de lo allí representado y por lo poco que se queja una.
Nos dieron la opción de quedarnos un poco mas a ver mas cuadros o irnos ya a dar una vuelta, dos amigas y yo elegimos quedarnos, las únicas de dos clases de casi 30 personas cada una, es un poco triste, pero a aquel profesor le lleno de orgullo ya que se vio reflejado en nosotras, a el le paso lo mismo cuando era joven, nos dijo. Yo sugerí ir a ver los cuadros de Dali ya que es uno de mis artistas preferidos, y fuimos. Disfrute con cada cuadro, disparatados y surrealistas, con ese encanto que le daba aquel loco de bigote extravagante.

Comimos y fuimos al museo del Prado, allí teníamos guía y nos iba explicando cada uno de los cuadros, yo absorbía información ya que me estaba interesando, y me frustraba los de detrás que no hacían mas que quejarse e incordiar. Cuando la visita guiada termino aquel profesor nos sugirió a mis amigas y ami que si queríamos volver a ver unos últimos cuadros ya que aun había tiempo hasta que el autobús llegase, aceptamos y el hizo de guía . Después de esa ultima visita rápida fuimos al autobús, me senté y empece a pensar lo satisfecha que estaba de ese viaje y que me quedaría un bonito recuerdo sobre aquel día .

Anuncios

Un pensamiento en “Aquella excursión

  1. Ahh, el típico profe enrollao… Qué jodida envidia, yo nunca he ido al Reina Sofía! Pero a mí también me trae recuerdos porque al Prado si que fui, ya te enseñé la pegatina del museo puesta en el póster de James Bond, sin sentido ninguno. Yo fui en segundo, el año pasado, y estuvo muy bien porque nosotros no teníamos guía (si no es un guía como Rosario sería un rollo), sino que nos lo iba diciendo todo Patiño, el profe de historia del arte, que es un señor que es igual que Hagrid. Y molaba porque algunos de los cuadros los habíamos estudiado mucho en su asignatura y lo mismo algunos me encantaban que otros los odiaba porque me habían entrado en un examen. Estuvimos tantas horas que me empecé a aburrir, hasta que al final vimos las pinturas negras de Goya y me quedé con el maldito culo roto. Y dejo de escribir que me va a salir más largo que lo tuyo!
    Muack!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s